octubre 16, 2022

Crónica de una muerte anunciada.


A todos los que vibramos con el triatlón poder ver 2 carreras en 2 días distintos en el campeonato del mundo nos maravilló. Fue un suceso que llego para quedarse, para el espectador fue algo muy divertido de ver y se disfrutó demasiado, además que tanto mujeres como hombres pudieron tener su propio día dedicado con la repercusión mediática de por medio. Pero al terminar la carrera algo me llamo la atención como entrenador y donde muchos pecaron de ingenuos. Ya en la prueba femenina a muchos nos extraño ver perder a Daniela Ryf y en mi caso me extraño ver a Lucy Charles-Barclay terminar en segundo puesto por su lesión en el primer trimestre del año.

Es mas yo era el que pensaba que terminaría caminando en algún tramo de la maratón y terminaría retirándose. Pero esto no ocurrió. También me llamo la atención el triunfo de Chelsea que a pesar de seguirla hace un tiempo largo y saber lo buena atleta que era, no la veía ganando ese día, esto sumado a la carrera de hombres donde también ocurrieron situaciones similares me hizo pensar en un cierto patrón.

“La mayoría que corrió el mundial Ironman de mayo tuvo peor actuación en Hawái”. Partamos por el podio masculino en St George, Kristian que fue quien gano y a quien todos daban por ganador en la isla salió tercero en esta oportunidad. No entiendo mucho porque todos lo daban por ganador en realidad si cualquiera que siguiera los entrenamientos de el y Gustav en Strava podía darse cuenta de que su amigo estaba en mejor forma. Por su parte Sanders segundo en mayo en esta oportunidad termino en el puesto 34, el mismo en su video de reflexión nos entregaba unas perlas por las cuales siempre lo he admirado. La primera es el deterioro con el que llegaba a esta carrera, en 15 meses 7 Ironman y un montón de carreras 70.3 o de la PTO, sumado a tratar de aplicar el método noruego a sus entrenamientos, el cual tengo pendiente de escribir, pero a mi parecer, solo les resulta a unos pocos a nivel mundial, en este caso Gustav y Kristian (es mas ni a Casper Stone compañero de ellos y amigo les a dado el resultado que al par de campeones mundiales) y obviamente menos aun es replicable a age groups o triatletas amateurs.

El tercero en meta en St George fue Branden Currie (a quien tenia en tercer lugar para esta carrera en la isla) pero se retiro reventado ante de los 50k de ciclismo. En esa carrera de mayo, Gustav no participo, si no mal recuerdo por contagio de COVID o algo por el estilo. Esta vez si lo hizo y gano. El único caso particular es el de Sam Laidlow quien esta vez maravillosamente fue segundo mientras que en el primer campeonato del mundo fue 8vo, pero creo que absolutamente todo el que lo siguiera en los últimos años esperaba que terminara reventado en algún momento de la maratón, gran trabajo de él ese día en realidad.  En las mujeres el patrón es mayormente parecido, tanto Chelsea como Lucy no participaron en St. George, mientras que Anne repetiría el tercer lugar en ambas carreras (además de su gran gesta la planificación de su entrenador Dan Lorang es crucial). Daniela en cambio ocupo el 8vo lugar en esta ocasión en Kona. En cuanto a Kat queda fuera de la ecuación por su accidente unas semanas atrás. Así podemos nombran en hombres al top 10 y quienes no corrieron en St. George, Max Neumann 4to, Joe Skipper 5to, Magnus Ditlev 8vo, Clement Mignon 9no y Patrick Lange 10mo. El otro además de Blummenfelt y Laidlow quien repitiera actuación en las 2 pruebas fue Sebastian Kienle (14vo en St. George y 6to en Hawai). Ósea 7 del top 10 en Hawai, no estuvo en St. George.

A mi parecer se debe a 2 factores, el primero es que 2 peak de forma a máximo nivel para distancias Ironman se les fue de las manos a sus entrenadores y el segundo tiene que ver con lo que conlleva un mundial (entrevistas, eventos con auspiciadores, desgaste en general extra que no hay en cualquier otra carrera). Veamos el caso de las mujeres. 5 del top 10 en esta oportunidad estuvo también en St. George (Daniela, Anne, Lisa, Fenella y Skye), mientras que Chelsea, Lucy, Laura, Sarah y Laura Siddall no dijeron presentes en el campeonato del mundo de mayo. Es más pondré un ejemplo de alguien que repitió pruebas, Gurutze Frades en St. George fue 9na a 38 minutos de la primera (Daniela con 8:34:59), mientras que en esta oportunidad la misma Gurutze fue 15va a 47 minutos de Chelsea (8:33:46). Creo que existía un cierto desgaste aparente en la mayoría que repitió el plato.

Y no entremos en la discusión de que las condiciones climáticas son distintas y por eso decayó su ritmo. Seamos honestos, las condiciones climáticas de este año fueron unas de las mejores de la historia. Ya en la carrera de las mujeres (que la tuvieron algo más complicada que los hombres), hubo poco viento, no tan alta humedad y con un calor relativamente normal, y ni hablar la prueba masculina donde el viento (7km/hr para el 2022 mientras que para el 2019 17km/hr) se fue a otra isla y el calor no afecto tanto como otros años. Si le sumamos a esto por ejemplo el prototipo de zapatilla que ocupo Iden con un droop de 50mm (ilegales por ejemplo para cualquier maratón) o la rueda 180 que ocupo Laidlow se explica el porque de la baja abrupta de los record en las pruebas. Pero mas importante aun es cómo planificaron el año muchos de los entrenadores de los Pros y donde los que menos hicieron sacaron mejores cuentas en la isla.

Otro para de ejemplos pueden ser los de Javier Gómez o Jan Frodeno. Gómez no corrió por COVID St. George (pero fue baja un par de semanas antes) y luego cayo con una fractura por estrés. Jan en cambio, presionado por el nivel de los noruegos intento hacer el doble peak de forma y el resultado fue que no corrió en todo el año por lesiones o accidentes. Creo que muchos pecaron de “golosos” teniendo 2 mundiales en un año, queriendo rendir al máximo nivel y descuidaron una buena planificación, lo cual es problema del entrenador como del triatleta. El caso de Jan Frodeno, Anne Haug y Lucy Charles-Barclay es uno de ellos, ellos 3 son entrenados por la misma persona, pero 2 de ellos pasaron meses con alguna lesión (Jan y Lucy) mientras que Anne estuvo brillante en ambos campeonatos mundiales obteniendo el tercer lugar.

 

Por Jorge Orrego.
Doctor en Ciencias del Deporte.
Magister en Alto Rendimiento Deportivo.
Head Coach Jot Training.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Liquid error (sections/article-template.liquid line 296): Could not find asset snippets/spurit_dmr_collection_template_snippet.liquid

ÚNETE AL CLUB🏊🚴🏃